¿Cómo incrementar los beneficios de tu empresa optimizando tu cadena de suministro?

José Tomás Carrascoso

10/03/2020

4_CuadradaSMALL
4_CuadradaSMALL

José Tomás Carrascoso

07/05/2020

Mejorar el resultado de explotación de las empresas, como es obvio, puede provenir de la vía del incremento de los ingresos o de la reducción de costes. En anteriores entradas de nuestro blog hemos tratado cómo la tecnología analytics puede incrementar la ventas de tu empresa, por lo que en este artículo exploraremos la parte de la reducción de gastos a través de la mejora de la eficiencia operativa.

 

Dado que el campo de la optimización de costes es extremadamente amplio, en el presente artículo centraremos el análisis en la cadena de suministro. No obstante, antes de entrar en el estudio, veamos qué es la cadena de suministro y cuál es su importancia en la actualidad.

¿Qué engloba la cadena de suministro?

La cadena de suministro abarca el conjunto de actividades, instalaciones y medios de distribución necesarios para llevar a cabo el proceso de comercialización de un producto en su totalidad. Esto incluye la búsqueda de materias primas, la posterior transformación, su fabricación, el transporte y finalmente la entrega al consumidor final. Así pues, es un elemento transversal a las diferentes actividades de la empresa, y en la que participan diversas organizaciones, agrupando proveedores y clientes.

La Supply Chain Management (SCM), está cobrando cada vez más importancia dentro de las organizaciones a medida que el contexto empresarial se hace más inmediato y dinámico. Según avanzamos hacia un mercado más complejo y global, aumenta el número de actores con los que las empresas deben de tratar, así como la presión sobre los beneficios. Por todo ello, resulta fundamental para las empresas optimizar la eficiencia operativa a lo largo de la cadena de suministro con tal de preservar su margen de explotación.

 

A continuación, abordamos 5 medidas concretas de optimización de la cadena de suministro que pueden reducir en gran medida los costes para tu empresa:

1. Envíos consolidados

Una forma de reducir los costes en la cadena de suministro es tratar de optimizar el uso del espacio pagado por el transporte, ya sea el transporte al consumidor final como el de aprovisionamiento de materias primas a proveedor. Así pues, en la medida de lo posible, debemos planificar dichas necesidades de transporte a corto, medio y largo plazo para reducir el número de envíos y optimizar la capacidad empleada. Dado que el volumen de carga a veces puede ser inferior a la capacidad total, se debe estudiar la factibilidad de combinar envíos de múltiples proveedores, así como la posibilidad de llegar a acuerdos con otras empresas que requieran hacer envíos con el mismo origen y el mismo destino. Con todo ello podremos beneficiarnos de un menor coste en el transporte, una mayor seguridad para nuestras mercancías y un mejor tiempo de entrega.

2. Minimizar los daños en los transportes

Evitar los daños de mercancías en los transportes resulta un factor clave para minimizar los costes en la cadena de suministro. Si bien los envíos consolidados aportan mayor seguridad en este sentido, el factor primordial es llevar a cabo una buena labor en el packaging. Asimismo, deben estudiarse los riesgos detenidamente para determinar si asegurar las mercancías puede ser una estrategia rentable.

3. Usar una única plataforma para el SCM

Es común encontrar empresas que emplean diferentes plataformas para la gestión de compras, fabricación y ventas. Esto supone un importante riesgo por la vía de la desinformación. Unificando todas las necesidades TIC de la gestión de la cadena de suministro evitará posibles duplicidades que reducen la eficiencia operativa e incrementan los costes a la vez que mejorará la experiencia de nuestros clientes.

4. Controlar el nivel de stock

El nivel de stock es un factor clave para la eficiencia operativa. Un nivel demasiado alto implica unos mayores costes de mantenimiento y almacenaje, a la vez que implica un coste de oportunidad a nivel recursos disponibles. Por otro lado, mantener un nivel bajo de stock supone aumentar la exposición ante posibles roturas de stock, y en ocasiones puede llegar a imposibilitar la entrega de producto al cliente, perdiendo así ventas aseguradas. Así pues, debe llegarse a un equilibrio en los niveles de stock para minimizar costes y riesgos. Una herramienta clave para determinar dicho nivel de stock óptimo es la planificación de la demanda, que puede ser abordada mediante software de previsión de ventas.

5. Optimización del espacio

Tal y como hemos introducido anteriormente, la mayor complejidad del entorno empresarial está llevando a un incremento en el número de actores en la cadena de suministro, y por tanto, a una mayor demanda logística. La optimización del espacio empleado por nuestras mercancías, tanto en sus transportes como en su almacenaje, puede suponer un importante ahorro en costes. Por ejemplo, en función de la estacionalidad de la demanda de nuestros productos, puede resultar rentable contar con un almacén con una capacidad reducida y alquilar un segundo espacio para cubrir el incremento en las necesidades de almacenaje en los momentos de mayor demanda del año. Una vez más, el análisis y la planificación de la demanda son herramientas básicas para poder llevar a cabo esta optimización de costes en la cadena de suministro.

Además de los anteriores puntos, la eficiencia operativa en el Supply Chain Management puede crear una vía extra para el incremento de la rentabilidad empresarial. Una gestión holística de la cadena de suministro conduce con éxito a un nuevo tipo de competencia en el mercado global, donde la esta ya no se produce compañía contra compañía, sino que adopta la forma de cadena-de-suministro contra cadena-de-suministro.

 

La visión moderna de la cadena de suministro supone eliminar la caduca concepción de la empresa como un agente individual del mercado con intereses contrapuestos al de sus proveedores, competidores y clientes. Con esta nueva forma de entender la cadena de suministro, se consigue crear una situación de win-win para todos los eslabones. De este modo se obtiene una producción y distribución global mejor planificada, permitiendo reducir los costes y ofrecer un producto final más atractivo para el consumidor, generando mejores ventas y mejores resultados globales para las empresas involucradas.

4_CuadradaSMALL

José Tomás Carrascoso

Imperia SCM

José Tomás Carrascoso

Imperia SCM

4_CuadradaSMALL

José Tomás Carrascoso

Imperia SCM

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de navegación.