Cómo definir tu proceso de planificación de demanda y sus pasos clave

José Tomás Carrascoso López

23/09/2020

4_CuadradaSMALL
4_CuadradaSMALL

José Tomás Carrascoso López

23/09/2020

¿Cuál es el principal objetivo de tu negocio? ¡Maximizar los beneficios! Desde la perspectiva de la cadena de suministro, ¿cómo logramos esto? Veamos algunos de los aspectos clave de cómo la cadena de suministro contribuye a los objetivos de la empresa, y el papel que juega la planificación de la demanda en todo ello.

 

Planificación de demanda

La función de la planificación es garantizar la disponibilidad de producto en el momento que lo requiere el cliente y tratando de suprimir todo coste en el proceso de fabricación que no aporten un valor real al producto.

Para que nuestra planificación de la demanda sea efectiva la información en la que se basa ha de ser lo más precisa posible, tratable, cualitativa y cuantitativa, de esta forma se podrá establecer una previsión de ventas fiable y adecuada sobre los productos que vendemos.

La planificación de demanda se trata del primer paso en la cadena de suministro, a partir de ella se deberán estructurar y ajustar el resto de los procesos.

• ¿Cuánto y cuándo tengo que fabricar?
• ¿Qué nivel de stock debo mantener?
• ¿Cómo organizo mis turnos de trabajo?
• ¿Tengo la materia prima necesaria?

 

Beneficios para tu organización

Optimizando el proceso de planificación de demanda podremos responder al resto de procesos de la cadena de suministro con mayor precisión, haciendo de nuestras operaciones lo más eficientes posibles y obteniendo numerosos beneficios para nuestra organización, como la reducción de obsoletos, el aumento de nivel de servicio o la optimización de inventarios.

Maximiza tu beneficio, mejorando tu nivel de servicio disminuirás tus ventas perdidas, generando un impacto positivo en tu cuenta de resultados.

Reduce tus inventarios, la fiabilidad de la previsión te permitirá ajustar tus niveles de stock, aumentando tu caja y reduciendo las existencias en balance.

Eficiencia tus procesos, tendrás una mayor visibilidad sobre el resto de los procesos de la cadena de suministro, planificación de la producción o aprovisionamientos.

 

Ciclo de planificación de demanda

Para llevar a cabo el ciclo de planificación de demanda se realizará una previsión estadística utilizando como base los históricos de ventas y otros conocimientos de negocio.

Si bien esta sería una definición global del proceso, para alcanzar el éxito se deberán seguir unos pasos estructurados de forma que se obtenga una previsión de ventas fiable, medible y común para toda la organización.
La existencia de la figura del planificador de demanda es crucial para garantizar una correcta ejecución del proceso. Este será el que articule y gobierne el proceso involucrando a las diferentes áreas de la organización en el mismo.

A continuación, se describen los principales aspectos críticos de cada paso del proceso de planificación de demanda:

1. Carga de datos históricos

En primer lugar, se deberán cargar las series históricas de ventas en la herramienta que soporte el proceso de planificación de demanda en la organización.

En este punto, será importante definir el origen de información ya que en función de este se le deberá dar un tratamiento u otro a la información. Generalmente se utilizan dos tipos de series históricas de ventas:

• Pedidos de venta: definen los pedidos reales de cliente, para estos se deberán identificar los pedidos asociados a la demanda real, eliminando cierta información como pedidos duplicados.

• Salidas de almacén: definen la demanda servida a cliente, en este caso habrá que corregirla con el nivel de servicio. Existen casos en los que podría no salir del almacén todo lo que me pide el cliente y esto podría distorsionar la previsión de ventas.

2. Limpieza de datos

Identificar proveedores clave en las áreas afectadas. Tratar de mantener el contacto con ellos y, si es necesario, obtener fuentes alternativas de suministro. Acelerar el tiempo de recuperación de un socio no solo ayuda a sobrevivir a la amenaza, sino que también garantiza su propio éxito futuro.

Para lanzar la previsión estadística únicamente se considerará la demanda recurrente de cliente, para ello se deberán analizar los datos cargados en el sistema para limpiarlos de posibles irregularidades que puedan afectar a la previsión. Por ejemplo, suprimiendo todas aquellas promociones comerciales o comportamientos no habituales en la demanda.

3. Previsión estadística

Una vez corregidos los históricos de ventas, estaremos en disposición de lanzar la previsión estadística. Para ello existen multitud de modelos, algunos más simples como las medias móviles y otros más complejos como los suavizados exponenciales de primer y segundo orden.

Dependiendo de la naturaleza de la demanda, deberemos seleccionar diferentes parámetros de previsión. En función de su comportamiento definiremos el nivel de planificación: referencia, familia o dimensión de negocio. Adicionalmente definiremos el nivel de agregación temporal en función de la precisión que necesitemos.

4. Inteligencia de negocio

Existen ciertos aspectos propios del negocio y del mercado que no se pueden contemplar con los modelos estadísticos y que, por tanto, se han de tener en cuenta para establecer el plan de demanda definitivo.

Por ello, el área comercial deberá revisar la previsión estadística para actualizar todas aquellas ventas “extraordinarias” que se tengan previstas, como por ejemplo el lanzamiento de nuevos productos, promociones o campañas.

Un ejemplo claro, sería la inteligencia de negocio adquirida en esta última pandemia (impacto del Coronavirus en la previsión de ventas), donde cada negocio ha adquirido un aprendizaje y, en la medida de lo posible, será capaz de reaccionar mejor ante posibles rebrotes futuros.

5. Plan de demanda

Una vez se defina un plan de demanda, se deberá realizar un consenso entre todas las áreas de la organización involucradas. El objetivo será garantizar que la previsión definida pueda ser satisfecha por el resto de los procesos que intervienen en la cadena de suministro, tanto desde la óptica de servicio como de costes.

• ¿Puedo fabricar todo lo que se ha fijado en el plan de demanda?
• ¿Qué impacto tiene en coste de stock? ¿Y de producción?
• ¿Tengo materia prima disponible para producir?

Una vez validado por todos, se distribuirá a toda la organización.

6. Mejora continua: «lo que no se mide, no se puede mejorar»

Por último, el ciclo de previsión de demanda se deberá ejecutar bajo un modelo de mejora continua que se repita periódicamente y permita el análisis de la información para la evaluar el desempeño del proceso.

Algunos de los indicadores más importantes y a través de los cuales podemos medir la precisión de nuestros pronósticos son los siguientes:

• DFA (Demand Forecast Accuracy): mide la fiabilidad del pronóstico realizado, es decir, que tan cerca se encuentra la previsión del valor real de la venta. Este indicador siempre será positivo, siendo valor máximo del 100%.
• BIAS: mide la desviación entre el pronóstico y la venta real, con signo positivo o negativo. Un BIAS del 0% indicaría que nuestros datos pronosticados son exactamente iguales a nuestras ventas.

 

Si quieres conocer cómo podemos ayudarte a reducir costes y optimizar tu proceso de planificación con Analytics Demand Planning, ¡contáctanos y elige el día y hora que mejor te venga!

4_CuadradaSMALL

José Tomás Carrascoso López

Imperia SCM

José Tomás Carrascoso López

Imperia SCM

4_CuadradaSMALL

José Tomás Carrascoso López

Imperia SCM

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de navegación.